La caja

Hoy saqué una caja de mi auto que había estado allí durante muchos meses. Mi mamá me la dió porque estaba llena de cosas que dejé en su casa. Era grande, y pesada, y yo no quería revisar las cosas.

Bueno, hoy, finalmente, la saqué de mi auto y la subí a mi apartamento. Descubrí, sentada en el piso y hurgando en la caja, que la mayoría de su contenido eran libros y papeles de mis estudios universitarios. Había algunos libros de partituras también, y un metrónomo.

Revisé todo, tiré mucho, ¿y ahora? Ahora me siento tan tranquila. La caja era pesada y ese peso –me di cuenta de esto solo después de vaciar la caja– había estado sobre mis hombros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s